Clicky

'Drone Ambulancia' podría aumentar drásticamente la supervivencia por ataque cardíaco

(1 Vote)

drone ambulancia

Transporta un desfibrilador y un sanitario puede dar instrucciones por su altavoz

Casi un millón de europeos sufren un paro cardíaco cada año, y sólo el 8% sobrevivirá. Una vez que el corazón deja de latir, toma unos 4-6 minutos para que el cerebro muera. Lamentablemente, el tiempo medio de respuesta para las ambulancias es de unos 10 minutos.

Alec Momont, estudiante de postgrado de la Universidad Tecnológica de Delft (TU Delft), ha diseñado un drone que proporciona una respuesta profesional en un solo minuto. Potencialmente esto podría aumentar la tasa de supervivencia de paro cardiaco a un asombroso 80%.

"Es esencial que la atención médica adecuada se proporcione en los primeros minutos de un paro cardíaco", dijo Momont en un comunicado de prensa. "Si podemos llegar a una escena de emergencia más rápido, podemos salvar muchas vidas y facilitar la recuperación de muchos pacientes. Esto se aplica especialmente a emergencias como insuficiencia cardíaca, ahogamientos, traumas y problemas respiratorios, y es posible porque las tecnologías que salvan vidas, como un desfibrilador, pueden ahora ser diseñadas lo suficientemente pequeñas como para ser transportadas por un drone".

El prototipo del drone ambulancia alcanza velocidades máximas de 100 km/h, llegando a pacientes dentro de 12 kilómetros cuadrados en un minuto. El drone es capaz de volar de forma autónoma, localizando el destino a través de coordenadas GPS. Tiene un cuerpo compuesto de carbono y pesa 4 kg, con la capacidad de llevar una carga adicional de 4 kg. Transporta un desfibrilador incorporado, y el operador de emergencias que atendió la llamada de teléfono puede proporcionar las instrucciones para utilizarle correctamente. El drone tiene el beneficio adicional de una conexión de audio y cámara en vivo a bordo, lo que permite al operador observar realmente la escena y asegurarse de que las almohadillas del desfibrilador se han aplicado correctamente.

Aunque los desfibriladores están comúnmente disponibles en áreas públicas en caso de emergencia, 4 de cada 5 paradas cardíacas ocurren en casa donde el equipo probablemente no está disponible. Además, la cantidad de personas debidamente entrenadas en la administración de un CPR o en el uso de un desfibrilador no es muy alta. Incluso aquellos que han sido entrenados pueden llegar a ponerse nerviosos cuando se enfrentan a una emergencia de la vida real.

"Actualmente, sólo el 20% de las personas sin entrenamiento son capaces de aplicar con éxito un desfibrilador", continuó Momont. "Esta tasa puede aumentarse al 90% si se proporciona a las personas instrucciones en el lugar. Además, la presencia del operador de emergencia a través del altavoz del drone ayuda a reducir el pánico de la situación".

Hay algunos pasos que deben tomarse antes de que estos dispositivos puedan ser utilizados en una emergencia real. Aunque el drone es capaz de volar de forma autónoma, necesita mejorar su capacidad para evitar obstáculos. En la actualidad, los drones no están legalmente autorizados a volar de forma autónoma en Europa, aunque se prevé que la legislación cambiará en lps próximos años.

Se espera que cada unidad cueste unos 15.000 €, y Momont ha declarado que muchos profesionales médicos ya han mostrado interés en el sistema. Él predice que podrían ser utilizados en tan sólo cinco años.

Dronografía