Clicky

En la boca del infierno

(0 Votes)

investigadores con drones cerca del volcán Fuego

Drones provistos de sensores vuelan a través de la erupción de nubes de cenizas volcánicas

Los aviones no tripulados pueden hacer más que capturar imágenes de altos vuelos, y los investigadores pusieron recientemente a los vehículos no tripulados a trabajar estudiando un volcán cuando estalló.

Durante un viaje de investigación a Guatemala, un equipo de volcanólogos e ingenieros usaron drones personalizados (también conocidos como vehículos aéreos no tripulados) para investigar el Volcán de Fuego.

Fuego es conocido por su casi constante actividad de bajo nivel, con humo escapando casi a diario. Sin embargo, es difícil de acceder al ventiladero de la cumbre - el volcán tiene una elevación de 12.346 pies (3.763 metros) - y los científicos no han sido capaces de recoger las mediciones exactas de gas.

volcán Fuego

Utilizando drones equipados con una amplia gama de sensores, los investigadores fueron capaces de recopilar datos directamente de las nubes de ceniza del volcán.

"Estos sensores no sólo ayudan a entender las emisiones de los volcanes, sino que también podrían utilizarse en el futuro para alertar a las comunidades locales de las erupciones inminentes - especialmente si los vuelos pueden ser automatizados", dijo en un comunicado Emma Liu, volcanóloga de la Universidad de Cambridge.

Los investigadores volaron los drones más allá de su línea de visión visual, hasta una altitud de 10.000 pies (3.048 m) y a casi 5 millas (8 kilómetros) de distancia, en las nubes de ceniza del volcán. Un sensor llamado multiGAS recolectó datos sobre dióxido de carbono, dióxido de azufre y sulfuro de hidrógeno, y otro sensor recolectó muestras de la ceniza. Los drones también tenían conectadas cámaras térmicas y visuales para observar la actividad volcánica.

Mientras que estos vuelos iniciales sirvieron como una prueba de concepto, los drones ya han proporcionado a los investigadores nueva información sobre el volcán. Por ejemplo, los drones capturaron la topografía cambiante de la cumbre de Fuego. Esto mostró a los científicos que el volcán está saliendo de dos respiraderos y no uno, como se pensaba anteriormente.

"El análisis inicial del sensor y los datos de vuelo nos dicen que podremos identificar automáticamente cuándo estamos en emisiones volcánicas", dijo Ben Schellenberg, estudiante de doctorado en ingeniería aeroespacial de la Universidad de Bristol en el Reino Unido.

"No puedo esperar a volver para probar esta hipótesis", dijo.

Dronografía